room  Plaza de España, 1

phonelink_ring  926 241 111

access_time  8:00 a 14:00 h. Lunes a Viernes

Se han ejecutado recientemente ocho actuaciones por 2.816.400 euros y están en proyecto siete

La Diputación Provincial de Ciudad Real realiza obras en carreteras por casi 11 millones de euros

La Diputación de Ciudad Real realiza en la actualidad obras en carreteras de la provincia por valor de 10.892.800 euros. Son once las actuaciones que permanecen en ejecución o están a punto de iniciarse. Así lo explica el vicepresidente responsable del área de Obras, Francisco Chico, quien comenta que son numerosos los ciudadanos y ciudadanas de la provincia que verán mejoradas las comunicaciones en los trayectos que realizan habitualmente.

Chico indica que la institución provincial, siguiendo el Plan Director de Carreteras aprobado en el año 2000, entiende la necesidad de seguir mejorando la red provincial, aunque el Equipo de Gobierno es consciente de que es muy extensa. ‘Estamos realizando un considerable esfuerzo inversor para adecuar y mantener la red provincial con el mayor número de actuaciones posibles dentro de las limitaciones económicas que tiene una institución de ámbito provincial’, agrega.

Las obras que se realizan en la actualidad suman más de setenta kilómetros y en la mayoría de ellas la actuación consiste en mejorar y reforzar los firmes, pero también se rectifican trazados. Así, se está llevando a cabo una obra en la CR-5123, que une Almagro y Valenzuela de Calatrava. Se procede, en concreto, al reciclado y al refuerzo del firme en 5´6 kilómetros con una aportación de 344.000 euros.

En la travesía de Argamasilla de Calatrava (CR-4117) se ejecuta, del mismo modo, una mejora en el firme en la primera fase, que comprende 0´8 kilómetros en los que se invertirá 638.000 euros en virtud a un convenio firmado con el Ayuntamiento de la localidad. Y en la de Fernán Caballero, entre las carreteras CR-211 y CR-711, la obra supone un total de 204.000 euros y se actúa sobre 0´6 kilómetros.

Asimismo, la Diputación está trabajando en la CR-5043, de la CR-5042 a Huertezuelas. Se procede al ensanche y al refuerzo del firme en 3´3 kilómetros por 830.000 euros.

Las obras que se están realizando en la CR-500 y en la CR-501, de Mestanza a Solana del Pino (Mina Diógenes), son de una mayor envergadura porque el proyecto contempla la mejora del trazado, además del refuerzo del firme. Las máquinas trabajarán en 12 kilómetros y la inversión asciende a 2.585.000 euros.

Por otro lado, las mejoras que se efectúan en la CR-503, a lo largo de tres kilómetros desde Puertollano al complejo industrial -glorietas y mejora del trazado-, se destinan 1.120.000 euros y para el acceso al polígono industrial de Piedrabuena, en la CR-721, se ha presupuestado en 70.800 euros.

Se acomete, igualmente, la segunda fase de la obra que se proyectó para la carretera que une los municipios de Torrenueva y Cózar. Se trabaja sobre 13 kilómetros de la CR-6112, actuación para la que se prevé un inversión de 1.025.000 euros. La CR-612, vía que comunica Valdepeñas con Torrenueva, se procede al ensanche y refuerzo del firme en otros trece kilómetros por 655.000 euros.

Complementan la relación de obras en ejecución o próximas a iniciarse las mejoras que se están acometiendo en la carretera que va desde Alcolea a Corral de Calatrava y en la que une las localidades de Santa Cruz de Mudela y Torrenueva. En la primera, la CR-4124, el proyecto, que se desarrolla sobre 10 kilómetros, se invertirán 1.375.000 euros. Y en la segunda, la CR-613, se llevará a cabo un ensanche y se reforzará el firme en 9 kilómetros.

A todas ellas se suman otras siete que están en proyecto. En la CR-4192, de Gargantiel a Almadenejos, se tiene previsto actuar en la mejora del trazado y refuerzo del firme sobre 8´1 kilómetros; y en la CR-640, de Villahermosa a Osa de Montiel, hasta el límite de la provincia, se procederá al ensanche y mejora del firme en una superficie de 18 kilómetros.

En la CR-502, de Puertollano a Puerto de Mestanza se reforzará el firme en 8´16 kilómetros, mientras que en la CR-500 se ensanchará y se reforzará el firme en la variante de Solana del Pino. La longitud es de 7´4 kilómetros.

Otra actuación que se proyecta en la actualidad es la que se llevará a cabo en la CR-5004, de la CR-500 a Solanilla de Tamaral a lo largo de 5´8 kilómetros. También se actuará en la CR-1222, desde Campo de Criptana a la CM-3163 y los trabajos se centrarán en los puentes que existen sobre el río Záncara. Finalmente, se tiene previsto mejorar el trazado y el refuerzo del firme de la CR-702, entre los núcleos de Malagón y Los Cortijos. Serán mejorados un total de 10´6 kilómetros.

Recientemente, han finalizado ocho actuaciones que han supuesto una inversión de 2.816.400 euros. Se han acometido en la CR-4145, entre la estación de los Pedroches y Guadalmez. Se ha reforzado el firme de la carretera a lo largo de cinco kilómetros y se han invertido 285.000 euros.
Una actuación similar se ha acometido en Argamasilla de Calatrava, en la CR-4117, por valor de 262.000 euros, al igual que en 8´4 kilómetros de la carretera CR-5021, de Cabezarrubias del Puerto al Puerto de Mestanza, obra que se presupuestó en 369.000 euros. Se ha reformado, igualmente, el firme en la CR-502, de Puerto de Mestanza a Mestanza. Se ha actuado en 6´7 kilómetros y se han invertido 365.000 euros.

En la CR-5002, en los 6´9 kilómetros que hay desde la CR-5011 a Hoyo de Mestanza, se ha procedido al ensanche, reciclado y refuerzo del firme con un presupuesto de 448.000 euros. También en la CR-1515 ha intervenido la Diputación. En 6´5 kilómetros, la distancia que separa la localidad de Alhambra de la aldea de La Calera, se ha intervenido ensanchando y reforzando el firme por valor de 83.000 euros.

Del mismo modo, en la CR- 6112, de Torrenueva a Cózar en su primera fase, se ha materializado una actuación similar en una longitud de 10 kilómetros por valor de 907.000 euros. Y en la CR-1222, de Campo de Criptana a la CM-3163 se han realizado mejoras por 97.400 euros.

Convenio con tráfico

De los casi once millones de euros que suman las intervenciones que se están llevando a cabo en la actualidad en las carreteras de la provincia, un total de 300.000 se invertirán con cargo al convenio suscrito entre la Diputación y la Dirección General de Tráfico. Este acuerdo se firmó en 2002 para tres años, por lo que cuando concluya el presente ejercicio finalizará la vigencia, sin perjuicio de que pueda ser renovado.

Chico hace hincapié en que las dos administraciones firmantes entienden que es necesario aunar esfuerzos para proceder al estudio de las causas que originan los accidentes de tráfico y también para corregir las posibles carencias que presente la red.

Según el acuerdo, la elección de los tramos de carretera sobre los que se actúa viene determinada por aspectos como la concentración de accidentes, que presenten una anchura de calzada inferior a siete metros, carencia de arcenes, trazado con curvas de bajo radio e intensidad de tráfico media diaria.

El convenio permite, por otra parte, el desarrollo y la financiación de las obras e instalaciones que son necesarias para la mejora de aquellos aspectos de la red viaria que más directamente pueden influir en que se produzcan los accidentes de circulación.

Respeto al medio ambiente

Francisco Chico indica que en todas las obras que lleva a cabo la Diputación en la red de carreteras ciudarrealeñas, la más extensa de la provincia si se compara con la red regional y estatal, se trata de causar el menor impacto posible al medio ambiente a la hora de realizar los trazados con una mínima afección a la cubierta vegetal y a las especies animales. ‘Se minimizan los movimientos de tierra y en ocasiones se utilizan materiales estériles de minas’, añade el vicepresidente de Obras.

Comenta Chico que la Diputación sigue optando por la técnica del reciclado del firme, por lo que se procede a reutilizar los materiales existentes en la vía mediante la acción de un conglomerante, logrando así una mezcla que constituye la base o capa de mayor resistencia estructural. Y destaca las ventajas de esta técnica tanto desde el punto de vista ecológico como económico.

Se respeta al máximo el medio ambiente’, dice Chico, quien recuerda que ‘se aprovechan los materiales originarios de la carretera evitando el uso de préstamos y vertederos, por lo que disminuyen las emisiones de polvo a la atmósfera’. Se lleva a cabo, asimismo, un mínimo consumo de combustible fósil y también se produce una menor contaminación atmosférica, ‘con la consiguiente ventaja ecológica que todo ello supone’.

Francisco Chico asegura, además, que cuando se emplea la técnica del reciclado se logra rebajar el coste en un 16´5 por ciento al disminuir el volumen de los materiales que tienen que ser trasportados hasta el lugar de la obra. Se logra, igualmente, eliminar el daño que se causa a otros tramos de carretera colindantes por el paso de camiones.

Fuente de la información www.dipucr.es