room  Plaza de España, 1

phonelink_ring  926 241 111

access_time  8:00 a 14:00 h. Lunes a Viernes

Así lo ha dado a conocer el concejal del área.

Las visitas al cementerio en torno a la festividad de Todos los Santos respetaron las normas de seguridad y se hicieron de forma escalonada.

El concejal de Servicios Generales y Cementerio, Diego Rodríguez, asegura que la festividad de Todos los Santos, que tanta afluencia de gente lleva al cementerio para recordar a los seres queridos, ha transcurrido con "total normalidad y gran fluidez".
    
Desde el sábado 24 de octubre hasta el domingo 1 de noviembre acudieron alrededor de 5.000 personas, aunque este año no se han visto atascos de vehículos en las zonas de aparcamiento, ni grandes concentraciones de gente en el interior del camposanto durante el 1 de noviembre. La razón es que muchos decidieron depositar las flores a sus difuntos en los días previos, principalmente el jueves 29, viernes 30 y el sábado 31 de octubre. Estos días registraron muchas más visitas que en un año normal.
     
El Ayuntamiento de Miguelturra había organizado un dispositivo especial desde el sábado 17 de octubre con: ampliación de horario, control de acceso, incremento de personal coordinado desde el área de Servicios Generales y de voluntarios/as de Protección Civil para tomar la temperatura, proporcionar gel hidroalcohólico y control de aforos. En definitiva, un plan de contingencia con una amplia normativa en beneficio de todos para poder mantener las condiciones de salud e higiene máximas durante esta época del Coronavirus. "Diferentes accesos, aparcamientos, entradas, salidas e indicaciones al tráfico sin ninguna incidencia" indicaba el edil.
      
Diego Rodríguez agradece la labor realizada por todos los trabajadores municipales implicados, la Agrupación de Protección Civil, al Grupo Sefas "por cedernos el aparcamiento del Tanatorio de Miguelturra, así como a la ciudadanía por su buen comportamiento".