Inicio >> Miguelturra >> El municipio >> Historia >> Crecimiento urbano

Crecimiento urbano

Crecimimiento urbano

Autora: Concepción García López
Fuente: Miguelturra en red, número 2.

A lo largo de la historia, el municipio de Miguelturra ha ido creciendo horizontalmente en torno al núcleo medieval originario. Esta expansión espontánea se había ido produciendo de forma orgánica en el pasado, mientras que actualmente el crecimiento urbano se desarrolla de acuerdo con una planificación previa. La tendencia más marcada consiste en apoyar la realización de nuevas construcciones que bordeen longitudinalmente los caminos radiales que parten de la primaria orla urbana.

Para tener una buena información de los distintos estados de expansión del casco urbano a través del tiempo, es necesario contar con documentación gráfica de cada época, pero ésta es prácticamente inexistente. Los primeros planos a escala con que se cuenta en los archivos municipales son de fecha de 1970 y el nivel de detalle es muy básico.

No obstante, si se observan bien, se pueden deducir los límites del que podría ser el primer núcleo inicial y se puede apreciar que, salvo la Parroquia, las demás iglesias existentes quedarían en situación de extramuros. La Ermita del Cristo se encuentra en el límite, puesto que su construcción se habría realizado en el lugar donde se supone que estaba ubicada la torre vigía de la primera cerca. Por su parte, el resto de construcciones religiosas se encontraban a cierta distancia de la antigua muralla. Morfológicamente, son, a su vez, la contención de la segunda fase de crecimiento. También algunos elementos topográficos, como la charca del Terrero en la zona norte, supondrían un freno al crecimiento. La superficie aproximada del núcleo medieval primario, tal como queda delimitado, sería de unos 172.071 m2, pero se trata de una aproximación, no de datos exactos.

Antes de 1989, sólo existía para controlar el crecimiento urbano una figura de planeamiento denominada Proyecto de Delimitación de Suelo Urbano. En él, se marcan los límites entre lo que era suelo urbano y suelo rústico. No existía el concepto de suelo urbanizable, como reserva de suelo destinada al crecimiento. Por eso, la morfología de esa etapa de crecimiento es más heterogénea e irregular.

El urbanismo se limitaba entonces a la creación de infraestructuras básicas de saneamiento y suministro de agua potable y alumbrado, así como a la pavimentación de calles, algunas de nueva apertura. Este tipo de intervención urbanística empieza a producirse en torno al año 1975. Es en este periodo cuando se empiezan a urbanizar los antiguos fondos de manzana o "huertos" y a construirse viviendas en ellos.

Hasta el año 1988, aproximadamente, el suelo urbano de Miguelturra abarcaba una superficie de 1.130.576 metros cuadrados. De esta superficie, el primer núcleo de vivienda unifamiliar aislada, la denominada "Urbanización La Estrella", comprende un área de unos 75.254 metros cuadrados (incluidos en el dato anterior).

En el año 1989 se aprobaron las primeras nuevas superficies, lo que supone el inicio del primer crecimiento urbano efectuado mediante un planeamiento previo. La ejecución de sus previsiones supuso el aumento de una superficie de 511.081 metros cuadrados de suelo urbano, prácticamente un 50 por ciento más que el existente anteriormente.

Con respecto al planeamiento vigente en la actualidad, se plasma en las nuevas superficies aprobadas en abril de 1994. El suelo urbanizable que existía en sus previsiones, se encuentra prácticamente agotado. De todos los sectores de suelo urbanizable previstos en dichas nuevas superficies, sólo se encuentran sin realizar dos de ellos: el sector SU-1, de suelo residencial, en torno al Camino de Peralbillo, y el sector SU-10, de suelo industrial.

De los demás sectores, el SU-5, se encuentra ya urbanizado y forma parte del suelo urbano. Tiene una superficie de 36.340 metros cuadrados y es residencial. El sector SU-9 es nuestro nuevo polígono industrial de reciente construcción. Cuenta con una superficie de 81.780 metros cuadrados y ya comienza a proliferar la construcción de naves en el mismo. Los sectores SU-7 y SU-8, residenciales, se están ejecutando a la par y cuentan con una superficie de 80.140 metros cuadrados y 82.440 metros cuadrados, respectivamente. El sector, también residencial, SU-3-4-6, tiene una extensión de 201.000 metros cuadrados y cerrará, con su inminente construcción, todo el borde norte del casco urbano, hasta la línea del ferrocarril. El sector SU-2, industrial, se encuentra prácticamente terminado. Abarca 55.080 m2 y es la prolongación del Polígono Industrial existente, denominado "La Estrella".

Todos estos sectores suponen un incremento en la superficie del casco urbano de 536.780 metros cuadradosm, por tanto, éste pronto alcanzará la cifra de 2.178.437 metros cuadrados. En reserva, quedan el sector industrial SU-10 con 70.300 metros cuadrados y el residencial SU-1 (Camino de Peralbillo), con 287.800 metros cuadrados, hasta la aprobación del nuevo Plan de Ordenación Municipal (POM), que ya se está elaborando en la actualidad debido a la intensa dinámica de crecimiento que está experimentando nuestro municipio.

© Ayuntamiento de Miguelturra, 2019.
Plaza de España, 1, 13170 Miguelturra, Ciudad Real.
Teléfono: (+34) 926-24-11-11. Fax: (+34) 926-24-17-46 | Directorio.
Correo electrónico genérico: contactar@ayto-miguelturra.es 
Aviso legal | Protección de datos | Mapa web 

Proder II Ciudad Digital JCCM  Campo de Calatrava